CALIDAD DEL AIRE EN VALENCIA. Contexto

 

Valencia. Principales fuentes de emisión

La ciudad de Valencia es una ciudad mediterránea con un clima templado. Cuenta con un gran parque automovilístico, lo que hace que el tráfico sea la principal fuente de contaminación, lo que representa alrededor del 90% de las emisiones de contaminantes atmosféricos. El clima templado de la ciudad en invierno impide que calefacciones o calderas constituyan una fuente importante de contaminación.

Debido a lo anterior, los contaminantes que se encuentran en Valencia son los propios del tráfico rodado, predominantemente urbano, es decir, óxidos de azufre, carbono y nitrógeno, hidrocarburos aromáticos, partículas en suspensión de tamaño variable, el ozono generado por la radiación solar y el ruido como contaminante de la naturaleza física.

La Dirección General de Calidad Ambiental de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente puso en marcha un proyecto basado en la realización Inventario de Emisiones de la Comunidad Valenciana (IECV). De los datos aportados por el inventario del año 2009, se visualiza que el tráfico es la fuente que genera más óxidos de nitrógeno (del orden del 56 % del total). Lo podemos ver en la siguiente figura tal y como se ha publicado en el documento "PLANES PARA LA MEJORA DE LA CALIDAD DEL AIRE DE LA AGLOMERACIÓN ES1016: L’HORTA (VALENCIA Y ENTORNO METROPOLITANO)":

También podemos observar la estrecha relación entre las emisiones de tráfico y la calidad del aire resultante en relación a los óxidos de nitrógeno, se puede apreciar en el gráfico 31:

Actualmente, la contaminación atmosférica asociada al tráfico representa uno de los problemas de salud pública más importantes en las ciudades. En la mayoría de las ciudades europeas, el tráfico rodado es la fuente más importante de emisión de óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, BTEX (benceno, tolueno, etilbenceno y xilenos) y material particulado.

Para más información ver el Diagnóstico Territorial de la Calidad del Aire. Área Metropolitana de Valencia (Aglomeración de L’horta) desarrollado en el marco del proyecto Gouv’airnance.

 

Efectos en la salud del tráfico urbano

La contaminación relacionada con el tráfico es emitida muy cerca de donde vivimos, trabajamos y andamos. Numerosos estudios confirman, que la salud de aquellos que viven que viven en los primeros 0-50 metros de calles con alto tránsito está a menudo más comprometida que para aquellos que viven a más de 100 metros de autopistas y carreteras de mayor tránsito.

Convivir con el tráfico urbano ¿Qué sabemos sobre los efectos en la salud?

1• Las personas que viven cerca de zonas de mayor tráfico presentan más síntomas respiratorios, infarto y una reducción de la esperanza de vida.

2• La frecuencia de niños que presenta síntomas de bronquitis es mayor entre los vecinos a las vías urbanas más transitadas que entre los que viven en vías con poco tráfico, tal como se ha demostrado en varias ciudades europeas.

3• Entre las mujeres que viven su embarazo en zonas de mayor tráfico sus bebes son de un peso menor que el esperado.

4• Los niños que crecen en zonas con mayor intensidad de tráfico presentan un enlentecimiento en el crecimiento de su capacidad pulmonar en comparación con los niños que viven en las zonas menos contaminadas.

Los niños, respiran un 50% más de aire por Kg de peso que los adultos. Esto hace que los primeros años de vida sean más delicados en lo que concierne a las exposiciones ambientales, tales como la contaminación del aire en nuestras ciudades. Además, el pulmón no está bien formado hasta los 4-6 años de vida.

Resultados de Viana et al., 2014 apoyan la necesidad de determinar una distancia mínima "seguro" entre las principales carreteras y escuelas de nueva construcción para reducir la exposición a los metales de tráfico derivados de cuasi-partículas ultrafinas.

Vivir en zonas más contaminadas supone mayores efectos adversos en la salud. En España una gran proporción de personas vive muy cerca del tráfico denso. El estado de California – un líder mundial en la regulación de la contaminación atmosférica para proteger la salud – puso en pie una nueva ley basada enteramente en estos descubrimientos: los nuevos edificios escolares deben construirse a una distancia mínima de al menos 150 metros de carreteras con tráfico denso. En Londres, se prohíbe la ubicación de los centros escolares a una distancia inferior a 150m a viales con intensidad de tráfico superior a 10.000 vehículos diarios.

Los resultados científicos indican que vivir o estar próximos a carreteras por las que circulan 10.000 vehículos o más al día puede ser el responsable de entre el 15% al 30% de todos los casos de asma en niños, así como ser responsable de enfermedades como la obstrucción pulmonar crónica y enfermedades coronarias en personas mayores de 65 años (Clean Air in London, 2012).

La incidencia del NO2 en la salud infantil, esta ya suficientemente demostrada, causa exacerbación de enfermedades respiratorias, favoreciendo el desarrollo del asma y empeorando la morbilidad de la atopia o el asma existente (Peters et al., 1999; Shima et al., 2002), y sobre el desarrollo fetal por la exposición de mujeres embarazadas a elevadas concentraciones de forma prolongada (proyecto INMA).

La influencia de los niveles de calidad del aire sobre la salud de los escolares por la cercanía de los colegíos a las vías de comunicación supone una amenaza para su salud.

Y a pesar de todo ello, es muy frecuente ver en nuestras ciudades como se construyen parques infantiles en la acera y en las inmediaciones de vías de circulación con una elevada intensidad de tráfico. La población infantil, es muy susceptible al impacto de la contaminación atmosférica y ello debería de tenerse en cuenta al ubicar dichos parques de juego. Los mismos criterios deberían de aplicarse también en la ubicación de colegios para reducir la exposición de la población infantil. Igualmente nuestros mayores y los usuarios de los centros de atención de día son también una población muy vulnerable y que debe protegerse especialmente frente a la contaminación del aire. Es importante no ubicar las infraestructuras logísticas citadas anteriormente en las proximidades de estas circunvalaciones con alta intensidad de tráfico y por tanto importantes fuentes de emision de contaminantes.

En la mayor parte de los casos el diseño urbano del centro de las grandes ciudades es difícilmente modificable en lo referente a la creación de zonas verdes, pero si que podemos reducir la exposición personal a la que está sometida la población si aplicamos criterios de calidad del aire en la ubicación y diseño de infraestructuras logísticas tales como zonas de juego infantil, centros deportivos al aire libre, colegios, centros de atención primaria y carriles bici entre otros.

 

Campañas de medida experimentales en dos centros educativos de Valencia

La contaminación exterior es un factor influyente en la contaminación del aire interior, es por ello que para obtener una buena calidad del aire en interiores, especialmente en aquellos edificios que alberguen a poblaciones más sensibles (como puedan ser niños y ancianos) debería tenerse en cuenta en primer lugar por las Administraciones a la hora de establecer sus planes urbanísticos (con zonificaciones adecuadas en función de los entornos y elementos que influyen en la calidad del aire, etc.) y en segundo lugar por los promotores/proyectistas a la hora de elegir el solar (por ejemplo se deberían evitar zonas con contaminación exterior procedente del aire o del suelo).

Por ello, en el contexto del proyecto Gouv’airnance, dentro del amplio marco de objetivos, se ha propugnado la realización de medidas experimentales en interior, en dos aulas, y en el exterior de dos institutos de educación secundaria situados dentro del casco urbano de la ciudad de Valencia.

Tres aspectos genéricos se han presentado como abordables, cada uno con diferentes necesidades metodológicas:

Documentar niveles de contaminación en interiores.
Aproximación: medidas sistemáticas de niveles de concentración de contaminantes.

Caracterizar la dinámica del aire de interiores.
Aproximación: monitorización con alta resolución temporal de trazadores dentro/fuera, simultáneamente a factores ambientales y de operación.

Evaluar la tasa de intercambio con el exterior.
Aproximación: medidas sistemáticas niveles de concentración dentro y fuera.

Objetivos. Los trabajos responden a los siguientes objetivos concretos:

1• Evaluar los procesos de intercambio interior/exterior de las potenciales especies contaminantes presentes en una dependencia singular del edificio seleccionada (un aula en uso del instituto);

2• Documentar la presencia en el ambiente interior, y órdenes de magnitud de las concentraciones, de ciertas especies especialmente nocivas para la salud (típicamente producidos en el interior por emisiones de la propia infraestructura).

Conclusiones:

La estructura de la ciudad (en sentido amplio, como conjunto urbanizado, distribución de tráfico, hábitos circulatorios, etc) es un sistema complejo y tiene una respuesta no lineal, donde los procesos micrometeorológicos (las escalas menores de movimiento) y los detalles del entramado y del tráfico urbano juegan un papel decisivo en los niveles de calidad del aire, por lo que no siempre es fácil ni directo extrapolar las mediciones disponibles. Así, emplazamientos aparentemente más limpios pudieran no serlo tanto, por lo que siempre las estrategias de realizar mediciones 'ad hoc' para un correcto diagnóstico de la situación resultan altamente convenientes, especialmente cuando el elemento medioambiental (atmosférico) resulta relevante (centros escolares, sanitarios, polideportivos, etc).

El impacto de la presencia humana en cuanto a niveles de CO2 resulta especialmente importante, con niveles muy agudos de concentración que se sitúan por encima de la legislación vigente, pero que se limpian rápidamente a medida que cesa la actividad en el aula.

Los resultados parecen sugerir una reflexión importante sobre el papel de los sistemas de renovación de aire (natural en este caso) en estos espacios, en tanto que el mero intercambio dentro/fuera pudiera tener consecuencias importantes respecto a la calidad final del aire respirable.

 

La percepción ciudadana

En Europa, según el último Flash Eurobarómetro de enero de 2013:

Un 79% de los europeos (82% de españoles) consideran que la UE debería proponer medidas adicionales para afrontar los problemas relacionados con la calidad del aire en Europa. Un 58% de los europeos (64% de españoles) consideran que las normas actuales de calidad del aire de la UE no son adecuadas.

 

Mapa de división de Valencia en áreas

Por todo lo anteriormente expuesto y tomando como ejemplo las experiencias de Londres y California, se propone un mapa de división de Valencia en áreas - en base a los niveles de concetracion de NO2 y una distancia de servidumbre a las calles en función de su Intensidad Media Diaria medida en vehículos/día (IMD). Según Rivas et al., 2014, los niveles de concetracion de NO2 son muy buenos indicadores de emisiones de tráfico rodado.

Referencias

Ajuntament de València ; Generalitat Valenciana; CEAM; VAERSA. (2013). PLANES PARA LA MEJORA DE LA CALIDAD DEL AIRE DE LA AGLOMERACIÓN ES1016: L’HORTA (VALENCIA Y ENTORNO METROPOLITANO). Valencia.

al., I. R. (2014). Environment International 69, 200–212.

al., I. R. (2015). Black Carbon children’s exposure and dose. Indoor Air, doi:10.1111/ina.12214.

(s.f.). ECAZ Estrategia de Cambio Climático y de Calidad del Aire de Zaragoza.

ECODES. (s.f.). Calidad del Aire y Salud. Monográfico ciudad y transporte.

Ecologistas en Acción. (s.f.). La calidad del aire en el Estado español durante 2013. Aire limpio.

Ferran Ballester Díez, E. B. (2010). Estado de la cuestión: contaminación atmosférica y salud n.2. Observatorio dkv de salud y medio ambiente en españa 2010.

Gavron, N. (s.f.). The Guardian. Recuperado el 12 de Enero de 2015, de
(http://www.theguardian.com/environment/2015/jan/08/air-pollution-will-scar-londons-children-for-rest-their-lives)

(s.f.). Recuperado el 25 de 11 de 2014
(http://politica.elpais.com/politica/2014/11/24/actualidad/1416854702_820394.html)

Instituto Valenciano de la Edificación - Polibienestar. (s.f.). DIAGNÓSTICO TERRITORIAL DE LA CALIDAD DEL AIRE. ÁREA METROPOLITANA DE VALENCIA (AGLOMERACIÓN DE L’HORTA).

Marta Morales, I., Blanco Acevedo, V., & García Nieto, A. (diciembre de 2010). Comunidad de Madrid. Recuperado el 11 de 12 de 2014, de CALIDAD del AIRE INTERIOR en edificios de uso público:
(http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-disposition&blobheadername2=cadena&blobheadervalue1=filename%3DPDF_baja_aire_impresion_Dir_Gral_1_julio_2011.pdf&blobheadervalue2=language%3Des%26site%)

Miller, S. J. (2014). LACEA. Recuperado el 12 de 11 de 2014, de
(http://lacer.lacea.org/handle/123456789/12571)

Querol, X., Alastuey, A., Moreno, T., Viana, M., Casanova Kindelán, J., Pérez, L., y otros. (1ª Edición diciembre 2006). Calidad del aire urbano, salud y tráfico rodado. Instituto de Ciencias de la Tierra "Jaume Almera", CSIC. Barcelona,: Fundación Gas Natural.

(s.f.). Salud y Sostenibilidad: Efectos de la calidad del aire urbano. Madrid: Fundación Mapfre.

Sunyer, J. (Mayo 09). Inspira. Newsletter de la casa de l’aire. Proyectos aire salud infantil y contaminación del aire urbano.

(s.f.). Recuperado el 17 de 11 de 2014, Swiss TPH.
(http://www.swisstph.ch/news/news/new-study-reveals-strong-link-between-higher-levels-of-pollution-and-lung-health-of-european-citizen.html)

Viana, M. R.-P. (2014). Indoor/outdoor relationships and mass closure of quasi-ultrafine, accumulation and coarse particles in Barcelona schools. Atmos. Chem. Phys., 4459-4472.

Watkiss, P., Pye, S., & Holland, M. (April 2005). CAFE CBA: Baseline Analysis 2000 to 2020. Service Contract for Carrying out Cost-Benefit Analysis of Air Quality Related Issues, in particular in the Clean Air for Europe (CAFE) Programme.

WHO. (s.f.). Review of evidence on health aspects of air pollution – REVIHAAP Project Technical Report.