Ozono (O³)

El ozono (O³) es un gas presente en la atmósfera terrestre, bien en capas altas (ozono estratosférico o “capa de ozono”), como resultado de la fotólisis de moléculas de oxígeno a esa altura, o bien en contacto con la superficie de la Tierra (ozono troposférico), donde se origina como compuesto secundario por la acción de la luz solar sobre sus precursores (óxidos de nitrógeno NOx, compuestos orgánicos volátiles COV, monóxido de carbono CO y metano CH4). El ozono troposférico representa el 10% del total de ozono presente en la atmósfera.

El ozono es un gas tóxico al ser inhalado; por tanto, el ozono troposférico puede producir efectos perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente. Sin embargo, el ozono estratosférico impide que la radiación ultravioleta de longitud de onda más corta, perjudicial para la vida, alcance la superficie de la Tierra.
A su vez, el ozono troposférico sigue reaccionando con otros contaminantes del aire y forma otras sustancias.

 

 

   FUENTES

El ozono troposférico surge a partir de reacciones químicas entre diversos compuestos presentes en el aire junto con la luz solar. Así, en los países mediterráneos la producción de ozono es máxima en verano (elevada insolación y vientos bajos), debido a la alta actividad fotoquímica. Por otro lado, la formación del ozono troposférico puede proceder de emisiones producidas a cientos, o incluso miles de kilómetros de distancia.

Existen dos tipos de fuentes: las antropogénicas (resultado de actividades humanas) y las naturales.

FUENTES ANTROPOGÉNICAS

Procesos de combustión (transporte, centrales térmicas, biomasa) y procesos industriales

Estos procesos son las fuentes más importante de óxidos de nitrógeno (NOx); en particular, la causa principal de la formación de ozono troposférico es la fotólisis del dióxido de nitrógeno (NO²).

La formación de ozono es más frecuente a escala local, principalmente en las aglomeraciones urbanas, áreas industrializadas con elevadas tasas de contaminación y regiones tropicales afectadas por la combustión de biomasa. Asimismo, los niveles de ozono varían a lo largo del día, dependiendo de la intensidad del tráfico, de la actividad industrial y de la intensidad de la luz solar.

Combustión de combustibles fósiles (transporte) y uso de disolventes y pinturas

Estos fenómenos son fuentes de COV, compuestos precursores del ozono troposférico.

Emisiones de gas natural, incendios forestales

En estos procesos se libera otro compuesto precursor del ozono: el monóxido de carbono (CO). La reacción del CO en presencia de luz solar produce ozono troposférico a gran escala, debido a que las tasas de oxidación y por lo tanto la permanencia del CO en la atmósfera (2 meses) es mayor que las de los combustibles fósiles (de varias horas a varios días).

Minería (carbón, gas, petróleo y gas natural), vertederos, combustión de biomasa

En estos procesos se libera metano CH4; en presencia de luz solar, el metano produce ozono troposférico a gran escala, ya que el CH4 puede permanecer en la atmósfera hasta 10 años.

FUENTES NATURALES

Origen estratosférico

Aproximadamente, el 20% del ozono que existe en la troposfera proviene de la formación natural de este gas en la estratosfera, que penetra en la troposfera debido a corrientes de aire y deformaciones de la tropopausa.

Acción volcánica, descargas eléctricas de tormentas

Estos fenómenos dan lugar a monóxido de carbono CO, precursor del ozono troposférico.

Descomposición de material orgánico (zonas acuáticas)

En ausencia de oxígeno, la descomposición del material orgánico da lugar a CO4, precursor del ozono.

   EFECTOS

EFECTOS SOBRE LA SALUD

El ozono penetra fácilmente en las vías respiratorias, su baja solubilidad en agua facilita su absorción por los pulmones, constituyendo un riesgo para la salud humana. Los efectos sobre la salud varían según la concentración de ozono, la duración de la exposición y la sensibilidad del individuo hacia el contaminante (niños, ancianos, asmáticos, etc.).

La exposición a altas concentraciones puede causar efectos tales como irritación ocular y de nariz (conjuntivitis seca y lacrimación). Los niveles muy altos pueden causar daños en el sistema respiratorio que llevan a reacciones inflamatorias (reducción de la función pulmonar, aumento de la reactividad bronquial, etc.), alergias o incluso mortalidad prematura. Los tres síntomas más frecuentes son tos, malestar en el pecho y dolor en la inspiración profunda; con menor frecuencia puede aparecer falta de aliento, irritación de nariz y garganta.

La normativa establece los umbrales de concentración a partir de los cuales existe un riesgo para la salud.

EFECTOS SOBRE EL MEDIO AMBIENTE

El ozono es un contaminante tóxico para la vegetación más allá de un cierto umbral exposición, causando daños foliares visibles. Con niveles significativos de ozono, se puede producir pérdida del rendimiento y la calidad de los cultivos, daños a los bosques e impactos sobre la biodiversidad.

Además el ozono troposférico es un factor importante respecto al cambio climático, pues contribuye a generar un calentamiento en la superficie de la tierra.

  REGLAMENTACIÓN

Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire.

Directiva 2008/50/ce del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de mayo de 2008 relativa a la calidad del aire ambiente y a una atmósfera más limpia en Europa

   ALGUNOS CONSEJOS

Reduce el uso del coche, especialmente durante el verano, y realiza un adecuado mantenimiento.

Evita el uso de productos que contengan disolventes orgánicos (pinturas no solubles en agua, etc.).

Ahorra energía, no abuses de la calefacción por gas natural o del aire acondicionado.

Las personas sensibles no deberían hacer esfuerzos continuados con niveles superiores a 180 µg/m³.

Evita las exposiciones prolongadas en episodios de contaminación por ozono.

 

Referencias

Observatoire de la qualité de l'air intérieur
(http://www.oqai.fr/ObsAirInt.aspx?idarchitecture=182)

Department for environment, Food and Rural Affairs. UK Government.
(http://uk-air.defra.gov.uk/documents/What_are_the_causes_of_Air_Pollution.pdf)

Buldair (ADEME (Agencia Francesa de Medio Ambiente y Gestión de la Energía).
(http://www.buldair.org/taxonomy/term/130)

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Gobierno de España.
(http://www.magrama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/atmosfera-y-calidad-del-aire/)

Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural. Generalitat Valenciana
(http://www.agricultura.gva.es/web/calidad-ambiental/calidad-del-aire)


La información contenida en este documento es propiedad del Instituto Valenciano de la Edificación, y por tanto todos los derechos están reservados. Sólo está autorizado el uso personal no-comercial.