Aldehídos

Los aldehídos forman parte de la familia de compuestos orgánicos volátiles (COV).

El compuesto que se conoce como formaldehído está presente en muchos productos de uso diario: espumas aislantes, barnices, colas, tintas, resinas, papel, productos de limpieza, pesticidas.

La mayoría de aglomerados y contrachapados contienen formaldehído. También se utiliza en la industria textil y en ciertos medicamentos y cosméticos.

De bajo peso molecular, la sustancia tiene la propiedad de evaporarse a temperatura ambiente.

 

 

   FUENTES

De acuerdo con la literatura científica, las fuentes potenciales de aldehídos son:

  • Formaldehído: reactividad química entre el ozono y ciertos compuestos orgánicos volátiles presentes en el aire, productos de construcción y de decoración que contienen compuestos a base de formaldehído (pegamentos o aglutinantes de formaldehído ureico), fuentes de combustión (humo de tabaco, velas, incienso, chimeneas, estufas de gas, estufas de queroseno), productos del hogar (productos de limpieza y tratamiento, productos de higiene corporal y cosméticos).

  • Acetaldehído: fotoquímica, humo de cigarrillo, fotocopiadoras, paneles de madera en bruto, paneles de partículas.

  • Benzaldehído: pinturas en fase solvente, fotocopiadoras, parque tratado.

  • Hexaldehído: paneles de partículas, emisiones de libros y revistas nuevos, pinturas en fase solvente, productos de tratamiento de la madera (fase acuosa), paneles de madera en bruto.

  • Isobutiraldehído/butiraldehído: fotocopiadoras.

  • Isoveraldehído: parquet, tableros de partículas.

  • Valeraldehído: emisiones de libros y revistas nuevos, pinturas en fase solvente, tableros de partículas.


Las tasas más elevadas de emisión en el interior de los edificios pueden estar asociadas a los productos de madera prensada que contienen resina de urea-formaldehído (UF) y a los aislantes de relleno de cámara de paredes con UF.

Los productos de madera prensada son tableros de conglomerado, tableros de partículas o tableros DM. La madera prensada está presente en mobiliario, armarios de cocina, soleras, falsos techos, etc. Normalmente el adhesivo o aglomerante que une las fibras o chapas de madera se compone de resinas de urea-formaldehído (UF). Por eso todos estos productos emiten pequeñas cantidades de formaldehído durante años, y sobretodo cuanto más nuevo es el producto. Las emisiones pueden reducirse a la mitad durante los primeros ocho o nueve meses, tras los cuales el proceso se va haciendo mucho más lento. Pero también pueden producirse emisiones secundarias debidas a la hidrólisis de la resina de UF, por lo que las tasas de emisión aumentan durante períodos de temperatura y humedad elevadas.

La regulación y la demanda por parte de los consumidores han dado lugar a la fabricación de tableros de emisión reducida, utilizando en la producción de resina una relación más baja (próxima a 1:1) de urea y formaldehído, además de eliminadores de formaldehído.

El aislamiento de espuma de urea-formaldehído fue utilizado de manera extensa en la década de 1970 como aislante de relleno en cámaras de paredes de viviendas. En la actualidad ha disminuido su uso, pero se puede encontrar en edificios antiguos. En 1984 la normativa limitó el empleo de las espumas aislantes de UF a determinados ámbitos del edificio y evitando la posible comunicación con el ambiente interior. Además, se definieron unos rangos de concentraciones máximas admisibles de formaldehído en el interior del recinto como resultado de la aplicación de las espumas.

   EFECTOS SOBRE LA SALUD

El formaldehído es irritante para los ojos, la nariz y la garganta. Desde 2004 es considerado por la OMS como carcinógeno (cáncer de nasofaringe y de la cavidad nasal). Algunos estudios epidemiológicos sobre los efectos de la exposición prolongada al formaldehído también han destacado los fenómenos de alergia y el impacto en el sistema respiratorio.

  REGLAMENTACIÓN

Regulación de sustancias en los materiales:

Norma Europea prEN 13986. Clasificación de los tableros de madera para uso en construcción en dos tipos en función de las emisiones de formaldehídos que generan.

Norma UNE EN 120:94. Tableros derivados de la madera. Determinación del contenido de formaldehído. Clase E1: emisión < 3,5 mg/m2h.

Resolución de 31 de mayo de 1984, de la Dirección General de Arquitectura y Vivienda, por la que se aprueba el complemento a las disposiciones reguladoras del Sello INCE para Materiales Aislantes Térmicos, referentes a las “Espumas de urea-formol producidas in situ”. Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo.

   ALGUNOS CONSEJOS

Elige los productos (construcción, decoración, hogar), según el uso que vayas a hacer de ellos.

Consulta con los fabricantes de productos las emisiones de sustancias químicas potenciales.

Lee las etiquetas del producto y sigue las instrucciones de uso ("No usar en espacios cerrados", "No inhalar los vapores", "tiempo de secado", etc.).

No mezcles los productos: no es efectivo y pueden producirse reacciones peligrosas.

No guardes demasiados productos.

No uses pesticidas, ambientadores, velas, incienso, de forma intensiva.

Airea la ropa tras la limpieza en seco.

Ventila lo máximo posible durante y después del uso de productos químicos.

Ventila las habitaciones que hayan sido objeto de un trabajo o acondicionamiento reciente.

Airea los muebles nuevos unas semanas en el exterior, o bien en un espacio interior no habitado.

 

Referencias

Observatoire de la qualité de l'air intérieur
(http://www.oqai.fr/ObsAirInt.aspx?idarchitecture=182)

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. “Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo”. 1998.

Junta de Castilla y León. “Edificios saludables para trabajadores sanos: calidad de ambientes interiores.

Fundación Tierra.
(http://www.terra.org)


La información contenida en este documento es propiedad del Instituto Valenciano de la Edificación, y por tanto todos los derechos están reservados. Sólo está autorizado el uso personal no-comercial.