Compuestos orgánicos volátiles (COV)

Un compuesto orgánico es todo compuesto que contenga carbono y uno o más de los siguientes elementos: hidrógeno, halógenos, oxígeno, azufre, fósforo, silicio o nitrógeno, salvo los óxidos de carbono y los carbonatos o bicarbonatos inorgánicos.

El término COV agrupa a una gran cantidad de tipos de compuestos orgánicos que tienden a evaporarse fácilmente a temperaturas normales. Por tanto, se pueden inhalar al estar en suspensión en el aire.

Los COV se utilizan ampliamente en la fabricación de numerosos productos, materiales de acondicionamiento y decoración: pinturas, barnices, adhesivos, productos de limpieza, tableros de madera, alfombras, tejidos nuevos,etc. También son emitidos por el humo del tabaco y las actividades de mantenimiento y bricolaje.

Estos compuestos químicos son a menudo más numerosos y están más concentrados en el interior que en el exterior, dada la multiplicidad de fuentes internas existentes.

 

 

   FUENTES

Los COV se originan a partir de diversas fuentes interiores y del exterior. Según la fuente, las condiciones ambientales de temperatura y humedad, y ventilación, sus concentraciones serán más o menos variables espacial y temporalmente. Así, las emisiones debidas a actividades humanas como la pintura varían enormemente con el tiempo. Otras emisiones, como la liberación de formaldehído a partir de productos con base de madera, varían con los cambios de temperatura y de humedad del edificio, pero tienen un carácter continuo. La emisión de compuestos químicos orgánicos a partir de otros materiales puede depender menos de las condiciones de temperatura y humedad, pero sus concentraciones en el aire interior dependerán en gran medida de las condiciones de ventilación.

  • Alfa pineno: desodorante, ambientadores, productos de limpieza.

  • 1,4 diclorobenceno: anti-ácaros, desodorante, raticida.

  • 1,1,1-tricloroetano: pegamento.

  • 1,2,4-trimetilbenceno: disolventes del petróleo, combustibles, alquitrán, barniz.

  • 1-metoxi-2-propanol: lacas, pinturas, barnices, jabones, cosméticos.

  • 2-butoxietanol: pinturas, barnices, fungicidas, herbicidas, tratamientos para madera, masilla de silicona.

  • 2-etoxietanol: pinturas, lacas, barnices.

  • Acetato de 2-etoxietilo: fuentes desconocidas.

  • 2 no-etil-1-hexanol: disolventes acuosos.

  • Benceno: combustibles, humo de cigarrillos, productos de bricolaje, mobiliario, construcción y decoración.

  • Acetato de butilo: parquet, disolventes.

  • Ciclohexano: pinturas, barnices, colas.

  • Decano: bencina mineral, adhesivos para pavimentos, ceras, barnices para madera, pavimentos, moquetas, alfombras.

  • Etilbenceno: combustibles, ceras.

  • Acetato de isopropilo: fuentes desconocidas.

  • Limoneno: desodorantes, ambientadores, ceras, limpiadores de suelos.

  • m/p-xileno y o-xileno: pinturas, barnices, colas, insecticidas.

  • Estireno: plásticos, materiales de aislamiento, combustibles, humo de cigarrillos.

  • Tetracloroetileno: limpieza en seco, moquetas, alfombras.

  • Tolueno: pinturas, barnices, colas, tintas, moquetas, alfombras, masilla de silicona, vapores de gasolina.

  • Tricloroetileno: pinturas, barnices, colas, desengrasado de metales.

  • Undecano: bencina mineral, adhesivos para pavimentos, ceras, barnices para madera, limpiadores de suelo.

   EFECTOS SOBRE LA SALUD

No son bien conocidos, pero se les atribuye, en función del compuesto, la irritación de la piel, de las mucosas y y del sistema pulmonar, náuseas, dolor de cabeza y vómitos. Algunos compuestos, tales como el benceno o el monómero de cloruro de vinilo, están asociados con la leucemia o el cáncer (en los casos de exposición laboral). De otros se sospecha que afectan a la reproducción (éteres de glicol [2-etoxietanol, 2-butoxietanol, 1-metoxi-2-propanol], por ejemplo).

  REGLAMENTACIÓN

Regulación de sustancias en los materiales:

Real Decreto 227/2006, de 24 de febrero. Limitación de las emisiones de COVs en determinadas pinturas y barnices y en los productos de renovación del acabado de vehículos.

   ALGUNOS CONSEJOS

Elige los productos (construcción, decoración, hogar), según el uso que vayas a hacer de ellos.

Consulta con los fabricantes de productos las emisiones de sustancias químicas potenciales.

Lee las etiquetas del producto y sigue las instrucciones de uso ("No usar en espacios cerrados", "No inhalar los vapores", "tiempo de secado", etc.).

No mezcles los productos: no es efectivo y pueden producirse reacciones peligrosas.

No guardes demasiados productos.

No uses pesticidas, ambientadores, velas, incienso, de forma intensiva.

Airea la ropa tras la limpieza en seco.

Ventila lo máximo posible durante y después del uso de productos químicos.

Ventila las habitaciones que hayan sido objeto de un trabajo o acondicionamiento reciente.

 

Referencias

Observatoire de la qualité de l'air intérieur
(http://www.oqai.fr/ObsAirInt.aspx?idarchitecture=182)

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. "Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo". 1998.

Junta de Castilla y León. "Edificios saludables para trabajadores sanos: calidad de ambientes interiores"


La información contenida en este documento es propiedad del Instituto Valenciano de la Edificación, y por tanto todos los derechos están reservados. Sólo está autorizado el uso personal no-comercial.