Humo del tabaco

El humo del tabaco ambiental (HTA) se define como el material presente en el aire interior procedente del humo de tabaco.

Este humo contiene más de 4.000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano.

La exposición de los no fumadores al humo de tabaco en el ambiente se conoce como tabaquismo pasivo.

 

 

   FUENTES

En general, la fuente principal del HTA es el humo de los cigarrillos, aunque también contribuyen el humo de tabaco de pipa y de puros.

El HTA es un aerosol compuesto que emana principalmente del cono de combustión de un producto del tabaco entre las aspiraciones. La emanación se denomina humo de flujo lateral (HL). En menor proporción, el HTA también contiene componentes de humo de flujo central (HC), es decir, aquellos que exhala el fumador.

Se han identificado varios millares de componentes diferentes del humo del tabaco, cuyas cantidades individuales varían en función del tipo de cigarrillo y de las condiciones de producción de humo.

Los principales compuestos químicos asociados al HTA son: nicotina, nitrosaminas, HPA, CO, CO2, NOx, acroleína, formaldehído y cianuro de hidrógeno.

   EFECTOS SOBRE LA SALUD

El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos; por lo tanto, tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos.

El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias, entre ellas la cardiopatía coronaria y el cáncer de pulmón, en el adulto; de síndrome de muerte súbita en el lactante, y de bajo peso al nacer en el feto.

El humo del tabaco ambiental irrita los ojos, la nariz y la garganta de las personas expuestas.

Los bebés y los niños cuyos padres fuman son más propensos a sufrir con mayor frecuencia infecciones de los bronquios, nariz, garganta y oídos. Los niños expuestos al humo del tabaco tienen más probabilidades de desarrollar problemas respiratorios a medida que crecen. Las mujeres que están en alto riesgo durante el embarazo tienden a tener bebés de bajo peso al nacer.

La exposición al humo ambiental del tabaco es especialmente perjudicial para las personas con problemas respiratorios y en los asmáticos provoca el aumento de la frecuencia y severidad de los ataques.

Se ha demostrado que los no fumadores expuestos al HTA tienen mayor riesgo de desarrollo de cáncer de pulmón.

  REGLAMENTACIÓN

Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

Resolución de 28 de diciembre de 2005 por la que se dictan instrucciones en relación con la aplicación, en los centros de trabajo de la Administración General del Estado y de los Organismos Públicos dependientes o vinculados, de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre.

Real Decreto-Ley 2/2006 de 10 de febrero, por el que se modifican los tipos impositivos del Impuesto sobe las Labores del Tabaco, se establece un margen transitorio complementario para los expendedores de tabaco y timbre y se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

Resolución de 20 de septiembre de 2006 del Comisionado para el Mercado de Tabacos, referida a los mecanismos técnicos adecuados para garantizar que las máquinas expendedoras de tabaco en el mercado impidan el acceso a menores, tal como establece el artículo 4 de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

Real Decreto-Ley 1/2007 de 12 de enero, por el que se deroga la disposición transitoria quinta de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco.

   ALGUNOS CONSEJOS

No fumes en lugares cerrados.

Pide a los fumadores que viven en casa y también a las visitas que fumen fuera de tu hogar.

Respeta las zonas para fumadores / no fumadores.

Aumenta la ventilación de las estancias en presencia de fumadores.

No obstante, ni la ventilación ni la filtración, ni siquiera ambas combinadas, pueden reducir la exposición al humo de tabaco en espacios interiores a niveles que se consideren aceptables. La única protección eficaz la ofrecen los entornos totalmente exentos de humo de tabaco.

 

Referencias

Observatoire de la qualité de l'air intérieur
(http://www.oqai.fr/ObsAirInt.aspx?idarchitecture=182)

Organización Mundial de la Salud. Tabaquismo
(http://www.who.int/features/qa/60/es/index.html)

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
(http://www.msps.es/novedades/sinHumo/home.htm)

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. "Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo". 1998.


La información contenida en este documento es propiedad del Instituto Valenciano de la Edificación, y por tanto todos los derechos están reservados. Sólo está autorizado el uso personal no-comercial.