Mohos

Los mohos son hongos microscópicos que pueden colonizar medios de distinta naturaleza (madera, papel, tejidos, alimentos,...), en condiciones favorables de humedad y disposición de suficientes nutrientes.

Pueden liberar en el aire esporas en grandes cantidades y/o sustancias odorantes (olor a humedad), incluso tóxicas (micotoxinas, compuestos orgánicos volátiles).

 

 

   FUENTES

Los mohos forman parte del medio ambiente natural exterior. Sus esporas se introducen en el interior de los recintos a través de las aberturas, los ocupantes (en la ropa y zapatos), el polvo y las materias contaminadas.

Aunque hay especies de moho adaptadas a la sequía, el crecimiento de la mayoría de ellos se produce cuando las esporas caen sobre superficies mojadas o húmedas. Los lugares propicios para el crecimiento de moho son los cuartos húmedos (baños, aseos,...), las estancias mal ventiladas, las bases de muros sin aislar o con defectos de estanquidad.

El crecimiento en medios contaminados se manifiesta en forma de parches de diversos tamaños y colores (verde, gris, negro ...).

El crecimiento de moho contribuye tanto en número como en especies a la flora de moho del aire interior, que de lo contrario no estaría presente.

   EFECTOS SOBRE LA SALUD

En personas sensibles, el moho puede causar reacciones alérgicas e irritación de las membranas mucosas. Las infecciones pulmonares (aspergilosis invasiva) aparecen principalmente en personas con problemas del sistema inmunológico.

En el contexto de las actividades profesionales (agricultura, productos lácteos), el moho puede provocar neumonitis por hipersensibilidad cuando son inhaladas gran cantidad de esporas.

  REGLAMENTACIÓN

Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación. Ministerio de Vivienda. Documentos Básicos: HS Salubridad y HE Ahorro de energía.

   ALGUNOS CONSEJOS

Frente a problemas de moho y humedad las principales acciones a emprender son: detectar y localizar la fuente del problema de humedad; eliminar el moho; y tomar medidas para controlar la humedad excesiva y la condensación.

En el documento "Una Breve Guía para el Moho, la Humedad y su Hogar", editado por U.S. Environmental Protection Agency, se ofrece información y directrices para los usuarios sobre cómo limpiar los problemas de moho de sus viviendas y evitar el crecimiento de moho.

Ventila las estancias después de realizar actividades que producen gran cantidad de humedad (baño, ducha, cocina ...) para evitar la condensación permanente en las superficies (paredes, muebles, etc.).

Evita las fugas de agua persistentes (en el techo, juntas, tuberías, albañilería, carpintería,...) y en su caso, tapona y repara la zona donde aparezcan tan pronto como sea posible.

Después de daños por agua, seca el agua tan pronto como sea posible y reemplaza si es necesario los materiales y moquetas dañados.

Asegúrate de realizar el mantenimiento adecuado de los sistemas de ventilación para que se mantenga su eficiencia a lo largo del tiempo.

 

Referencias

Observatoire de la qualité de l'air intérieur
(http://www.oqai.fr/ObsAirInt.aspx?idarchitecture=182)

Organización Mundial de la Salud
(http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0003/78636/Damp_Mould_Brochure.pdf)

United States Environmental Protection Agency, EPA
(http://www.epa.gov/mold/pdfs/moldguide_sp.pdf)

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. "Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo". 1998.


La información contenida en este documento es propiedad del Instituto Valenciano de la Edificación, y por tanto todos los derechos están reservados. Sólo está autorizado el uso personal no-comercial.